Seguidores

Datos personales

Mi foto
PIN 31E571FB Tweet:@dvquijada

domingo, 4 de julio de 2010

He dicidido

En el día de hoy, 04 de julio de 2010, me he tomado un espacio de mi tiempo para pensar y observar todo cuanto me rodea; observar y pensar que existen tantas personas pretendiendo correr más rápido que el tiempo, para que éste no les lacance. He decidido tomarme el tiempo que quizás nadie se tome, porque siempre vamos así por la vida corriendo y ella tratando de alcanzarnos para decirnos: eeey, espera aquí estoy! En ocasiones suelo ser dura contigo, pero esto es lo que te ha tocado vivir, disfrutalo y aprende de mí a cada instante, en cada momento de alegría, de tristeza, de rabia, de felicidad y también de infelicidad. Aprende a vivir con tus aciertos y tus desaciertos, aprendiendo siempre de éstos últimos, no voletando atrás sino siempre adelante, cifrando tu horizonte y alcanzando todo aquello que te propongas, en este camimo, que es la vida.

lunes, 5 de mayo de 2008

Mario Benedetti

Táctica y Estrategia. Mario Benedetti.

Mi táctica es mirarte
aprender como sos
quererte como sos.

Mi táctica es hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible.

Mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos.

Mi táctica es ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos.

Mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple.

Mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites”.

Me gustas cuando callas

Me gustas cuando callas. Pablo Neruda

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.
Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.
Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.
Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.
Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

lunes, 28 de abril de 2008

El Tiempo

Pero ¿Cuánto tiempo ha transcurrido desde aquel momento hasta hoy? Exactamente dos años y tres meses. Si, pero pareciera que el tiempo no pasa, eso era precisamente lo que ella decía, cuando hablaba de él, podías descubrir en su mirada que tanto tiempo no había pasado para ella, todo ese tiempo a su lado fue como si hubiese sido ayer, y ¿sabes porque? Porque se enamoró y si hoy estuviera aquí, me atrevería afirmar que volvería a enamorarse de él de la misma forma en como lo hizo.
Cuando ellos de alguna forma u otra se disgustaban, se podía ver en ella una tristeza terrible, pues, aunque parezca lo más cursi que pueda escribir, él era para ella la luz de sus ojos. No te puedo decir que ella sin él no hubiese podido ser feliz, pues, mi amiga tenía unos padres maravillosos, en fin, una familia que con sus problemas o no, la querían muchísimo. Uno de los lugares que sin lugar a dudas era uno de sus preferidos era la Colonia Tovar, para ella, el estar en ese sitio una y otra vez no era algo que le desagradaba, al contrario ella solía comentar que era sumamente feliz. La última vez que estuvieron por allá fue ya casí un año.
Tal vez pudiera estar saltando en esta historia cosas que son importantes, pero, solo puedo escribir en ellas los momentos que mi amiga pudo contar.
Ella siempre fue una mujer paciente, se adaptó a su estilo de vida, a sus amigos, a su familia, y en general, a todo aquello que él se hubiese propuesto, nunca fue una mujer de no querer para él lo mejor, al contrario, me atrevería afirmar que siempre fue tan incondicional que lo apoyó en todo lo que él hubiese querido emprender. Mi amiga, amo tanto que se olvido de ella.
Siempre comentaba sobre sus planes, sus proyectos y su vida al lado de ese ser maravilloso que amo tanto y que si hoy estuviese aquí seguiría amando, sin embargo, tal y como lo dije anteriormente la vida no es algo que podemos planificar.
Hace más de un año atrás comenzaron a organizar su boda, no puedo describir a ciencia cierta lo feliz que estaba por ello, pues, después de tanto esperar, su sueño se iba a concretar, tal vez, porque ella siempre pensó que él era el hombre del cual permanecería enamorada hasta el final de sus días.

jueves, 24 de abril de 2008


Hagamos un trato. Mario Benedetti

Compañera usted sabe

que puede contar conmigo

no hasta dos o hasta diez

sino contar conmigo.

Si alguan vez advierte

que la miro a los ojos

y una veta de amor

reconoce en los míos,

no alerte sus fusiles

ni piense qué deliro

a pesar de la veta

o tal vez porque existe

usted puede contar conmigo.

Si otras veces me encuentra

huraño sin motivo

no piense que flojera,

igual puede contar conmigo.

Pero hagamos un trato,

yo quiisiera contar con usted,

es tan lindo saber que usted existe,

uno se siente vivo,

y cuando digo esto

quiero decir contar

aunque sea hasta dos

aunque sea hasta cinco

no ya para que acuda

presurosa en mi auxilio

sino para saber

a ciencia cierta

que usted puede

contar conmigo.

Hoy

Hoy, nuevamente estoy aquí escribiendo sobre algo que no pude culminar, y es que a veces, el tiempo no nos deja terminar aquellas cosas que empezamos. Hoy, nos podemos dar cuenta que vivimos tan apresuradamente, ¡que bueno! tal vez no sea el tiempo sino nosotros mismos, quienes no nos detenemos a organizarnos. Vivimos tan acelerados y nos preocupamos por cosas que al final del camino no las necesitamos. Nos olvidamos de dar amor, e incluso hasta de recibirlo, por que de ello no se vive, dicen por ahí. Sin embargo, en este transitar por la vida he aprendido que una de las cosas más importantes es precisamente esa, el dar y recibir sin ninguna condición, pues, ello te lleva a ser mejor ser humano. Pienso que eso fue lo que le paso a la muñequita.

Ella siempre pensó que conocería al hombre de su vida en el momento menos esperado, y fue así ya que el amor llega cuando realmente no lo esperamos.

Lo conoció en su sitio de trabajo un día 15 de noviembre, ciertamente, no le agradaba por su carácter prepotente, arrogante, nada amigable, tal vez por que era el jefe y tal condicón no le permitía ser de otra forma.

Ella como lo dije anteriormente tenía su pareja, que al parecer era demasiada perfecta para ser verdad, y sin darse cuenta, comenzo a sentir admiración, simpatía y afecto por aquél que inicialmente tanto le desagradaba. Fue así cuando decidió arriesgarse y emprendió una nueva relación, con el temor que todos sentimos a lo desconocido, pues el miedo es libre. ¿No crees?

martes, 22 de abril de 2008

Cielo Hermoso y la Muñequita

Hola, el motivo que me lleva a escribir estas líneas, es quizás recordar una etapa en la vida, de dos seres que quise muchisimo y de los cuales aprendi bastante, por que no se es necesario ser tan viejo para aprender de los pequeños, a veces estos son mas sabios que nosotros.
Esta la historia del cielo hermoso y de la muñequita, llamados así entre ellos.
Hace siete años atrás la muñequita, a quien así llamaré, tuvo una relación con un hombre sumamente cariñoso, inteligente, emprendedor, en fín tenía cualquier cantidad de virtudes, que tal vez para ella resultó demasiado perfecto. Ambos, como en toda relación pensaron en hacer una vida juntos, en tener hijos, nietos, tener un hogar y ser felices como en las novelas, sin embargo, el destino cambió las cosas. ¡Si! el destino éste aparece cuando menos tu lo esperas, por ello, aprendí que la vida no es una cuestión que se planifica, como ir a un supermercado, llevar al niño al colegio o talvez unas vacaciones en determinado lugar, las cosas más inesperadas suceden valga la redundancia cuando menos lo esperas.

Hoy la lección de vida para mí y quizás para tí sea que "Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana, es demasiado incierto para hacer planes".




Se ha producido un error en este gadget.